#UnAbrigoReal

 

Las prendas hechas con materiales nobles acarrean un proceso de trabajo consciente. Cada abrigo es el resultado de una búsqueda de materiales de origen natural de alta calidad y una serie de decisiones de diseño.

 

Para crear una prenda que realmente dure y abrigue, la calidad, el diseño y la funcionalidad son requisitos indispensables, ninguno se puede transar. La fibra de alpaca permite justamente eso: crear prendas durables con gran suavidad y caída; propiedades difíciles de replicar con otros materiales.

 

El lujo de tener un abrigo de alpaca está en poder abrigarse realmente, en vestirse con una lana ligera y cálida, cuya fuerza y densidad conservan su resistencia y textura natural a lo largo del tiempo.

 

La lana de alpaca de los abrigos y sweaters de SISA proviene del Perú, y los botones con los que algunos se abrochan son de cacho de toro, trabajados en conjunto con artesanos provenientes de las zonas andinas peruanas, quienes han tenido que emigrar al distrito de San Juan de Lurigancho –a las afueras de Lima– en busca de oportunidades de trabajo. Por sus tonos naturales, cada botón es único y, al ser un material maleable, permite lograr formas y geometrías interesantes.

 

La lana de oveja, por su parte, es de origen nacional. Antiguos y genuinos paños de lana de Bellavista Oveja Tomé y otras fábricas que hilaban lana 100% natural y que, por suerte, siguen bien conservados en algunos depósitos y tiendas de tela.

 

En siete años, en SISA hemos llegado a la conclusión de que la lana de alpaca y de oveja son los materiales ideales para hacer abrigos de verdad.

 

Elegir un abrigo en SISA es preferir una pieza permanente y optar por la verdadera funcionalidad de la ropa, además de gratificar todo el proceso detrás de una prenda durable: desde el oficio del artesano y la materia prima, hasta el diseño final.

 

      

Fotos: Joaquin Vergara

Dirección de Arte: SISA

Modelo: Paula Hofmann, Elena Riccabona, Manuela Baldovino

Maquillaje: Fernanda Romero

Zapatos: Ignacia Aldunate

Edición de Textos: Stephanie Valle